AllaNad

Preparando el camino.

Obediencia con Reservas.

El objetivo de este estudio es reconocer la obediencia superficial y disponerse a la obediencia de corazón.

Durante la graduación de una escuela de educación media, se escuchó a un estudiante hacer este comentario: “Sí, al fin terminé. Esto sí que resultó bien. Si no lo hubiera logrado, mis padres me matan”.

Durante la misma ceremonia otra estudiante dio un discurso. Era una joven oriental que participaba del programa de intercambio estudiantil quien dijo entre lágrimas: “Quiero expresar mi más profundo aprecio a mis padres por lo mucho que me aman y por haberme dado la oportunidad de educarme en esta comunidad. Quiero hacer todo lo que esté de mi parte, para demostrarles lo mucho que los amo y que se sientan orgullosos de mí.

¡Qué diferente motivación entre estos dos estudiantes! El primero, obviamente, vivía temeroso de sus padres, mientras que la segunda, comprendió y apreció lo que sus padres habían hecho por ella.

En 2ª Crónicas 25:2 dice: “Hizo él lo recto en los ojos de Jehová aunque no de perfecto corazón.”
La obediencia conlleva una actitud correcta, no solamente en acciones externas. ¿Cuál es nuestra motivación cuando obedecemos a Cristo? ¿Servimos a Cristo por temor o por ambiciones de nuestro corazón? ¿O lo servimos con un corazón sincero al comprender y apreciar el amor de Dios y lo que Él ha hecho por nosotros?

Después de ver en la Biblia los ejemplos de desobediencia y sus consecuencias ¿Cómo puede ser posible compartir de Cristo con otros, asistir a las reuniones de la Iglesia, leer la Palabra y sin embargo estar pecando y pensando que estamos agradando a Dios?

“Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí” Marcos 7:6

¿Qué dijo Jesús que andaba mal con la gente en esa época?

¿Por qué es tan importante para Dios la actitud de nuestro corazón, tanto como nuestras acciones?

Mateo 6:1-8
“Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.
Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles,
para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.”

Cada uno de nosotros tiene la tendencia de hacer las cosas esperando recibir la aprobación de los demás. Cuando este deseo se transforma en nuestra única motivación, nuestra actitud es equivocada ya que no lo hacemos por amor.

¿Cómo podemos dar con una actitud sincera?

¿Cómo podemos hacer de nuestras oraciones públicas, un testimonio de lo mucho que amamos a Dios?

1ª Corintios 13:1-3

“Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe. Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy. Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.”

Basados en este pasaje, ¿Cuál diríamos que es la relación entre el amor y la obediencia sincera?

¿En qué área o actitud de tu vida necesitas cambiar la motivación?

¿Cómo esperas que ese cambio afecte a los demás?

¿Cómo esperas que ese cambio afecte tu vida?

“sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros”
1ª Pedro 1:18-20

SIGUENOS